Rate this post

Cómo identificar el estrés

Hay unos tips claros que nos ayudan a identificar a la perfección, si lo que tenemos es un ritmo acelerado de vida o más bien estrés.

Este no suele asociarse con nada grave, al revés, hay quien incluso lo idealiza como sinónimo de buen hacer y absoluto rendimiento.

 

Pero no, estás equivocado/a, el estrés está considerado una enfermedad. Y no queremos llegar a enfermar ¿verdad?

Pues elimínalo, pero para ello primero tienes que identificarlo.

 

¿Cómo? Presta atención a los siguientes factores que suele cumplir una persona estresada:

 

  • No llegas. No tienes tiempo. 

Son 24 horas al día. Las mismas que todo el mundo. Pero tú no llegas. No tienes tiempo “te faltan horas en el día”. El trabajo, la casa, la vida social, la familia… 

  • No descansas. Duermes mal.

Puede que seas la típica persona que siempre le cuesta dormir. Pero también puede ser consecuencia de un problema de estrés. Hay que buscar las causas y aprender el por qué. 

Si la cosa es cuestión de tiempo de nuevo. Piénsalo. Dormir bien es imprescindible. 

  • Irascible. Mal humor. 

¿Te encuentras enfadado todo el día? ¿No te ha dado por pensar que es consecuencia del estrés que sufres? Lo normal es estar tranquilo/a, feliz y tener sensibilidad. 

El mal humor puede ser cosa de un mal día o concreto, pero ¿siempre? No es lo normal. O no debería serlo. 

  • Dolores musculares. De espalda

Como hablamos con la ansiedad, el cuerpo es la principal alarma. Es la primera en decirte: ¡oye, para un poco! 

El dolor cervical, va normalmente asociado a esa tensión que las preocupaciones y el estrés de tu día a día te produce. 

  • Hipersensibilidad

¿Te estás volviendo un tanto hipocondríaco/a? Tener en la cabeza el miedo a tener una enfermedad, a sufrir un posible problema de salud, es síntoma de que realmente llevas tantas responsabilidades o cúmulo de cosas a tus espaldas, que tienes un miedo atroz a caer en una enfermedad (porque inconscientemente sabes que es excesivo y no estás bien) y además a no poder hacer frente a esa carga que “si no haces tú, no hará nadie por ti”. 

Identifica el problema. Y trabaja en él. 

Todo tiene un porqué. Escucha a tu cuerpo y a tu cabeza. 

 

El estrés está normalizado, pero sentirlo y vivir con él, no es bueno. 

 

En Programa10 tenemos claro que la gestión del estrés  es imprescindible para que tu vida no esté protagonizada por este elemento.

 

En Pyrsel Consultores, es uno de los módulos más importantes a tratar.