Los miedos que frenan tu crecimiento profesional

Portada » Blog » Los miedos que frenan tu crecimiento profesional

Los miedos que frenan tu crecimiento profesional

Los miedos que frenan tu crecimiento profesional

Normalmente aquello que más suele frenar a las personas en su crecimiento y éxito profesional es el miedo.

En ocasiones no se detecta como tal o simplemente se percibe algún síntoma que hace no avanzar, no dar ese paso que en realidad estaban dispuestos a dar.

Es ese miedo, el que te bloquea y te impide tomar las decisiones que realmente deseas para sentirte bien contigo mismo, tu trabajo y tu persona.

Cómo gestionar el miedo que te impiden desarrollarte

Existen distintos tipos de miedos que aunque en ese mismo momento no se identifiquen, existen y son los culpables de que no avances como podrías hacerlo conforme a tu talento, capacidades y habilidades.

  • Miedo ante las dificultades diarias. La preocupación existente todos los meses ante la posibilidad o no de afrontar los distintos gastos e imprevistos y llegar a fin de mes sanos y salvos, se cataloga como miedo. Ya que de ello dependen muchos otros factores como son la vivienda, el alimento y el desarrollo de la familia.
  • Miedo a ser rechazado. Actuar sea cual sea el escenario, siempre supone una cierta exposición ante un público que valorará y dará su opinión. Normalmente las personas tienden a buscar la aprobación de los demás aunque es algo que no siempre es posible. Agradar a todo el mundo es realmente complicado, no aceptar la posibilidad de no gustar a alguien también es un miedo en sí mismo.
  • Miedo a fracasar. Cuando se comienza una acción, un trabajo, un recado, etc. se pretende que el resultado sea absolutamente exitoso y no se suele contemplar la posibilidad de que el resultado no sea tan satisfactorio como se esperaba. Buscar el perfeccionismo no está mal pero hay que estar dispuesto a cometer errores en el camino e incluso en el resultado. Equivocarse no es fracaso y no hay que temerlo ya que si es así, entonces no tomarás ciertas decisiones que te impedirán avanzar por este miedo.
  • Miedo a lo nuevo. Seguramente sea el miedo más común y el más reconocido. Lo nuevo, lo desconocido en ocasiones produce cierto pavor, por lo que los cambios o nuevas ideas pueden tomarse como una amenaza hasta tal punto que podría convertirse en un verdadero obstáculo para probar con aquello que realmente se desea y quiere, por el simple hecho de ser desconocido y tener miedo a enfrentarse a él.

Encontrarse de cara con el miedo

Tener miedo no es algo malo ni bueno, simplemente es una circunstancia que existe a partir de otros muchos factores. Algunos de estos factores puede ser: la edad, la autoestima, la seguridad, el autocontrol, la posición jerárquica, el respaldo económico, la estabilidad profesional, etc.

Lo importante es reconocerlo, analizarlo y saber gestionarlo de forma que el miedo no te impida decidir tu modo de vida, tu carrera profesional y alcanzar tus metas.

Lo que está claro es que cualquier persona, aunque sus situaciones sean absolutamente diversas e incluso contrapuestas, siempre sentirán miedos.

¿Entonces qué? Actuar, actuar evitando el pánico, evitando ser paralizados. Aprender a vivir con miedo y sacar el mayor provecho de él es la mejor decisión que se puede tomar.

Si quieres obtener resultados verdaderamente satisfactorios y palpables, contacta con Pyrsel Consultores.

By | 2017-07-20T09:32:01+00:00 julio 11th, 2017|Categories: Noticias|Tags: , |0 Comments