Una vez más nos gustaría agradecer a todas las personas que asistieron a la conferencia que tuvo lugar el pasado jueves a las 19:30 de la tarde no solo por acompañarnos sino por la participación e interés demostrado sin el cual no hubiese sido posible la misma.

En esta ocasión hemos querido profundizar en las enfermedades que puede sufrir nuestra empresa debido a esos fantasmas mentales con los que convivimos cada día y que a menudo interfieren en nuestra vida personal y en nuestra empresa o nuestro trabajo.

La primera de ellas es la “EXCUSITIS”. ¿Quién de nosotros puede decir que no la ha sufrido casi a diario? Gastamos más energía en buscar excusas que en hacer realidad nuestros sueños.

La “MAÑANITIS”, es aquella enfermedad que nos impulsa a dejar para mañana aquello que podemos y debemos hacer hoy. Cualquier momento es bueno para cumplir nuestro objetivo, debemos ser dueños de nuestra mente y afrontar el hoy como una oportunidad ya que esperando a mañana lo único que conseguiremos será olvidar aquello que queríamos lograr.

La “CULPITIS” no es más que un secuestro de nuestra voluntad, la clave para no asumir nuestra responsabilidad y poder otórgasela a cualquier otro para así no tener que afrontar nuestros errores o fracasos.

Las personas que están en la situación de “EN CONTRA DE”, sufren otra grave enfermedad que los debilitará a largo plazo. Cuando perseguimos un objetivo, el camino más corto para su consecución no es ir en la dirección contraria, sino ser dueños de nuestro pensamiento y tomar las riendas de nuestro destino.

La “CRITIQUITIS”, es una de las enfermedades más extendidas y en la que más energía y tiempo desperdiciamos. Cuando definimos al mundo en realidad nos estamos definiendo a nosotros mismos. Las personas realmente grandes no necesitan ridiculizar ni criticar a los demás.

La “QUEJITIS” es una enfermedad en la que podemos perdernos poco a poco, ya que es mucho más fácil quejarse de algo que solucionar el problema. Cuando nos quejamos de lo que nos falta no podemos ver lo afortunados que somos por lo que tenemos.

La última de las enfermedades es la “VICTIMITIS”. Para saber si la padecemos o si la hemos padecido en algún momento solo tenemos que mirar dentro de nosotros mismos y recordar cuantas veces en la vida nos hemos victimizado. Es una enfermedad peligrosa ya que nos vuelve adictos y dependientes de otras personas que certifiquen nuestro malestar.

Para que pudiésemos reconocer todas estas enfermedades, durante la conferencia y con la ayuda de los asistentes a la misma, Manuel nos animó a hacer un Role Play en el que una persona no lograba su objetivo, una cita con una chica, por culta de todas estas enfermedades que estaban en su cabeza.

Además contamos con participación de Rafael Puerto, quien gracias a su trayectoria profesional como entrenador nos hizo ver la importancia de la motivación de un individuo dentro de un grupo para la consecución de un objetivo común demostrando que todo esfuerzo tiene su recompensa, compartiendo con nosotros su experiencia durante la consecución del Campeonato de Europa de Selecciones Nacionales de Voleibol en 2007.

Como bien nos indicó Manuel Moncayo al inicio de la conferencia, lo más importante para conseguir nuestros objetivos es respetar lo que hacemos, ya que de esa manera será más fácil llegar a amarlo así que… ¿Por qué no comenzamos por respetarnos a nosotros mismo? Es hora de dar un paso al frente, reconocer nuestros errores y hacer frente a esos fantasmas que nos impiden conseguir nuestras metas.

No podemos dar nada por supuesto, cada día es una oportunidad para mejorar y para estar más cerca de lo que siempre hemos soñado. Solo tenemos que hacernos una pregunta:

¿POR QUÉ NO YO, HOY Y AHORA?