La Ilusión, Los Reyes Magos y los empresarios/as

Hablamos en muchas ocasiones de la ilusión, de la importancia de crear emoción en niños. Pero, ¿dónde queda la ilusión de los adultos?

Ser conscientes de que la ilusión es algo que no puede faltar es importante, pero no nos confundamos: los adultos también la necesitamos para vivir, para mejorar y para superarnos día a día. 

Desde Pyrsel siempre preguntamos a esos empresarios/as que nos llaman: ¿por qué decidiste emprender?

Normalmente los motivos son comunes: dejar de depender de un jefe/a, ser independiente económicamente, mejorar la calidad de vida, establecer métodos propios, al igual que horarios y así poder ser MÁS FELIZ. 

Pero, ¿no ocurre que estos objetivos, esta ilusión con la que se inicia esta andadura, se pierde? Se difumina, y lo peor es que esto ocurre en la mayoría de los casos. Dedicamos más horas de las que debemos, terminamos por dejar que la empresa dirija nuestra vida tanto personal como profesional en vez de al revés, y nos olvidamos de que ese proyecto significaba ilusión, significaba mejora y sobre todo VIDA. 

Por eso, nosotros, pedimos a los Reyes Magos que traigan a la mente de todo/a empresario/a CLARIDAD. Que seamos capaces de parar, de mirar atrás, mirar el presente y visualizar el futuro.

Porque si miras tu presente, ¿Qué ves? 

Ahora plantéate, ¿vas por el camino adecuado para conseguir alcanzar eso que ves? O, ¿deberías cambiar ciertas cosas? 

Recuerda que “tú solo no puedes” y que pedir ayuda y apoyo no te hace más débil sino más fuerte, mucho más fuerte. Caemos en el error de pensar que podemos con todo, que si hemos emprendido se espera de nosotros fortaleza, valentía y arrasar con todo lo que se nos ponga por delante. Pero no es así, jamás lo ha sido. Y si has conseguido cosas que ni tú mismo/a esperabas de ti, es porque entonces lo hiciste bien. Estabas centrado/a, focalizado/a y absolutamente inmerso/a en tu objetivo. Y lo conseguiste. Pero ¿ahora te has desviado? Lo importante es recuperarte y volver a reconducir tu vida. Recuerda: además de empresarios/as, somos personas.

El mejor regalo que puedes llegar a tener eres tú mismo/a, junto a los tuyos. Pero no pretendas ser precisamente “Un Rey Mago”. Preocúpate de hacer y llegar, hasta donde realmente puedas. No eres un Rey Mago, ni un Superhéroe (ya lo hemos dicho en otras ocasiones). 

En Pyrsel, podemos ofrecerte lo mejor de nosotros, de nuestra formación de Escuela de Líderes. Porque sabemos potenciar tus fortalezas y disminuir las debilidades. Si quieres ¡también puedes pedirnos por Reyes!. ¡Feliz Año Nuevo, Feliz Día de la Ilusión y Feliz vida! 

 

Nosotros pedimos por ti, porque puedas cumplir tus sueños y sobre todo porque nunca pierdas la ilusión.