“No acabas de formarte hasta que mueres”, Manuel Moncayo.

Jornada de Orientación Profesional y de Empleo.

 

Durante la jornada del día 24 de mayo, Manuel Moncayo asistió como conferenciante a la Jornada de Orientación Profesional y de Empleo organizada por ASLEGAL, CEF, Escuela de Negocios y UDIMA (Universidad a Distancia de Madrid) a quienes le agradecemos su interés por contar con nuestro CEO para una Jornada de tal importancia.

La sala se encontraba abarrotada en su mayoría de jóvenes, con caras de entusiasmo y expectación, pero sobre todo con ganas de iniciarse en el mercado laboral y a su vez que con incertidumbre, quizás dudas sobre qué les deparará el futuro o si los pasos que darán serán o no los correctos.

 

 

«La vida no la dirige la razón sino la emoción, la razón es la que la justifica»

Manuel Moncayo, durante su ponencia, quiso exponer a todos los allí presentes la importancia de la constante formación durante toda la vida. Si bien es cierto, que además de esta preparación harán falta otros muchos elementos que darán las mejores oportunidades a cada uno de nosotros, era necesario especificar la importancia de poseer amplios conocimientos acerca del área al que quieran dedicarse.

“No acabas de formarte, hasta que te mueres” afirmaba con contundencia Manuel Moncayo ante la atenta mirada de aquellos que estaban por “terminar” sus estudios o que ya lo habían hecho. “Considerar que al finalizar los estudios institucionalizados ya no es necesario nada más, es un absoluto error. La formación debe continuar siempre, si lo que quieres es estar a la altura y poder dar lo mejor de ti”.

Enfrentarse a la pura realidad es necesario, desde lo que realmente somos y tenemos, desde la capacidad para la toma de decisiones habiendo anteriormente alineado los principales componentes que conforman al ser humano. Pensar que cumpliendo estas condiciones todo saldrá como esperamos sigue siendo un error y sí, “cometer errores es humano y hasta que no pierdes el miedo a cometer errores, no creces”.

Actuar conforme a sueños, metas y confiando en las posibilidades de cada uno llevará subir escalones, y finalmente a ir alcanzando esos objetivos. Y no, no será sólo “suerte”, porque por si no lo sabías, la suerte se compone de: La preparación constante y la capacidad para identificar oportunidades. Así que la suerte, no es simplemente “suerte”.

 

Manuel Moncayo no quiso dejar de insistir en la necesidad de una evolución constante y adaptación a los tiempos, lo que se consigue mediante una infinita formación esa que te dará el talento objetivo y que se complementará con las agallas, las aptitudes, las habilidades y sobre todo la capacidad de transformación para actuar como procede en muy diversas circunstancias.

 

Una experiencia que continuará en la segunda fase de la Jornada de Orientación Profesional y Empleo y donde nuevamente, el CEO de Pyrsel Consultores, Manuel Moncayo realizará nuevamente una intensa e impactante intervención.