La rutina, aquello a lo que siempre volvemos pero sobre la que existen dos infinitas reacciones: o ganas de volver o un simple, suspiro acompañado de una expresión lo más parecida al “buf”. 

¿No te ha pasado? En Pyrsel tenemos algo que decir sobre la rutina, considerando como punto de partido que “rutina” posee dos definiciones completamente diferentes además de contrapuestas, aunque nos refiramos a la misma palabra.

Como hemos dicho, para nosotros hay dos versiones existentes alrededor de ella: “lovers” & “haters”.

Y aunque según la RAE rutina: “Es costumbre o hábito adquirido de hacer las cosas por mera práctica y de manera más o menos automática”. Para nosotros tan solo es una de las versiones, que hemos denominado: La rutina “Down” siendo la que más se adapta a la definición vista por la RAE. 

Por otro lado está La rutina que hemos llamado “Up”, siendo aquella cuyo día a día da paso al crecimiento tanto personal como profesional a nivel de mente, cuerpo y desarrollo de habilidades y es la que trabajamos en Pyrsel con Programa10

 

¿Por qué hay dos rutinas que diferenciar?

  • La primera, la que hemos llamado “Down”, es efectivamente la más dura de las vueltas al trabajo. Es aquella que proviene de la costumbre y hábitos diarios, en base a estar realizando siempre las mismas tareas y de la misma forma. Aquellas de las cuales terminamos perdiendo el significado, sin comprender su sentido. Eso es lo que la convierte en automatismo y por tanto se vuelve una situación realmente fatigosa con la que normalmente queremos acabar cuanto antes, ya que llega a convertirse en frustración.

Mediante estas acciones terminamos siendo inconscientes del momento presente, lo que hacemos lo hacemos sin más, porque hay que hacerlo y por pura “rutina”. 

¿Por qué terminamos odiándola? Porque no nos permite un desarrollo ni cumplimiento de objetivos y retos diarios que es lo que cualquier persona necesita. Si no tienes ni sientes la necesidad de superarte a ti mismo/a, llegará un momento en el que no serás capaz de arriesgarte con todo aquello que te resulte peligroso y vas a tener más miedo de afrontar nuevas situaciones y circunstancias. 

Sin embargo, siempre podemos extraer un lado positivo, también de esta rutina. Aquellos hábitos relacionados con las buenas costumbres que nos hacen llevar el día a día de manera enérgica al completo de nuestras facultades, tales como las relacionadas con los horarios, hábitos saludables, alimentación, ejercicio físico, gestión del tiempo, compatibilidades y prioridades.

  • La segunda rutina, la rutina “Up”, es a la que normalmente no tenemos problema de volver. 

Esta suele ser la “amada”. Porque es la rutina que te hace vivir, actuar y disfrutar. Aunque es cierto que los hombres y mujeres somos “animales de costumbres”, también es cierto que lo somos de “retos”. 

Cuando estos se afrontan diariamente, lo consigues o por el contrario no lo haces, pero aprendes, decides, tomas determinaciones acerca de tu vida, vives y disfrutas con ella que es lo que te hace sentir y sentirte realmente capaz. Tu autoestima sube y consideras que puedes hacerlo todo y no hay nada que se te resista. Cuando esto ocurre y se le une que haces lo que realmente quieres, entonces ya puedes pasar a cambiar la denominación de rutina a felicidad.

La correcta combinación de la rutina “Down” y la rutina “Up”, es imprescindible para llevar a cabo una vida plena y atreverte con lo nuevo y diferente, además de permitir un desarrollo en tu vida tanto a nivel personal como profesional. 

Si te has sentido identificado/a y sientes que necesitas dar ya este cambio, puedes contactar con Pyrsel Consultores,  la Escuela de Líderes que te aportará «lo mejor de una escuela de negocios y de un profesional de la conducta».