No sueñes, trabájalo y alcánzalo. ¿Cómo? Trabaja en estas habilidades

Es cierto que los salarios más bajos no van a proceder de puestos intermedios, sino de puestos superiores.

¿Y cuáles son los requisitos para conseguirlo? 

Evidentemente en estos casos no vale solo el conocimiento y la experiencia. Entran en cuestión también, habilidades y capacidades que van más allá:

  • Capacidad de liderazgo

Nadie quiere un/a directivo/a que no tenga la capacidad de orientar, guiar y liderar a otras personas.

Es esencial que un/a directivo/a pueda gestionar un equipo con el fin de orientarlo hacia un objetivo común.

Puestos como: dirección de obra, financiera, de recursos humanos, secretaría general etc. son de los mejor remunerados y puede encontrarse en un rango de 60.300 euros anuales.

En EEUU, los primeros Ejecutivos son los mejor pagados y llegan a percibir cerca de los 153.000 euros anuales.

Ha sido también, la Comisión Europea quien ha indicado que el liderazgo es una de las habilidades más esenciales en un mundo post-COVID, donde ha habido un antes y un después en las claves del empleo en el mundo del presente y el futuro.

  • Capacidad de comunicación

Es imprescindible y clave, y podemos verlo reflejado en profesionales destacados como Oprah Winfrey, Bill Gates, Warren Buffet y Mark Zuckerberg entre muchísimos otros.

Berkshire Hathaway, uno de los mayores inversores del mundo ya ha dicho en alguna ocasión que «la comunicación es una de las mejores cosas en las que invirtió en formación». 

Normalmente coinciden las personas con iniciativa y liderazgo, aquellas que presumen de buena comunicación y son capaces de llegar de manera clara al público, a su equipo o a quienes les rodean. La comunicación es una de las denominadas soft skills que los/as empresarios/as necesitan y deben ver como imprescindibles para la promoción profesional”.

  • Creatividad

¿Crees que un/a empresario/a de alto nivel, puede permitirse quedarse en lo mismo? No, necesita evolucionar, crecer. ¿Y qué hace falta para eso? Creatividad, imaginación, riesgo y valentía. 

Estar en el dinamismo del mundo, ir conforme a él es imprescindible para evolucionar y a un ritmo óptimo para que la rentabilidad siga existiendo y con ello el beneficio. Estar actualizado, renovarse constantemente y eso solo tiene una fórmula: no dejar de inventar.

La capacidad de crear nuevas fórmulas, nuevas formas de dar servicios, considerar la evolución de las necesidades y adaptarse a ellas cambiando, mediante la innovación, el ingenio y sacando el máximo partido a los recursos que se poseen.

  • Resiliencia

Nadie dice que ocupar ese tipo de puestos sea fácil. Ya que igual que conlleva unos sueldos superiores lo que permite una mejor calidad de vida, también supone de igual manera una mayor responsabilidad.

Para mantenerse, hay que ser capaz de resolver los imprevistos de la mejor manera, ser capaz de vencer a un posible bloqueo y ser resolutivo. Salir de situaciones conflictivas y cambiantes, es necesario para mantenerse de forma óptima. 

Con ello de la mano, la capacidad de adaptación y la resolución de problemas.

  • Capacidad analítica

Si de todo lo que haces, del esfuerzo que inviertes no sacas un mínimo para analizar los resultados que estás obteniendo en base a tus decisiones y acciones, estás perdido/a.

Por ello analizar, considerar y someter a estadísticas, es necesario para la mayoría de empresas ya que de esa manera te permite ir encontrando el camino más acertado para conforme los objetivos y necesidades de la compañía para la que trabajas o la tuya propia. dejar a la deriva, no es buena idea.

 

En Pyrsel Consultores, con nuestro Programa10 trabajamos estas habilidades que todo el mundo quiere tener y reclama en algún momento pero que sin embargo, erróneamente se tiende a pensar que o se tienen o no se tienen.