¿Cómo se despierta a un líder? El liderazgo es un tema por el cual el mundo de la ciencia conductual ha dado múltiples perspectivas.

Dirigir sin ordenar y enseñar con el ejemplo, dos de los rasgos más perceptibles del liderazgo. Sin embargo, ¿cuando nace un líder? Genéticamente podemos tener ese ADN líder, pero, sin la situación ambiental que nos haga manifestarlo, será difícil acceder a él. Tratándose pues como si de un mechero, la chispa y el gas. Sin ninguno de ellos se podría emitir el fuego.

Cuando señalamos que los líderes “nacen” en adversidad, referimos que para que se realice una conducta de liderazgo ha de necesitar una relación bidireccional entre el ambiente y la persona en cuestión. Pongamos un ejemplo:

La situación actual. Esta situación ha demostrado necesitar en cada punto del mundo un líder. Un líder que, pudiese gestionar el miedo y la incertidumbre, que gestione la adversidad, en definitiva, que nos haga llegar a la meta que deseamos. “El líder es aquél que es capaz de llevar a lo miembros del grupo a lugares que no son capaces de imaginar, incluyendo a él mismo”. Es, en estos tiempos, cuando se diferencian los líderes. Cuando ante una calamidad de aparente desastre entra en juego, sólo aquellos que están compuestos del liderazgo se sientan ante el tablero para mover ficha. Encargándose de la gestión socio-emocional y el desarrollo de tareas con el fin de la victoria ante la adversidad.

El líder enciende la maquinaria de la acción del grupo a raíz del impregnamiento de su convicción. Luchan por un objetivo acorde a un ideario, sin contar las horas de trabajo, el esfuerzo o el sacrificio. Un líder transforma la adversidad para que el viento vaya a su favor, el que gestiona y dirige al equipo para obtener la meta, forjado por la resiliencia y repleto de valores. Son muchos los líderes que nos ha dado la historia, y todos empezaron de la misma manera; levantándose.

Hoy en día preguntamos a un grupo, ¿quién de aquí es un líder?, y en la gran mayoría de los casos no levantan la mano, no siendo consciente de que en realidad, sí son líderes. Sin embargo, cuanto más cerca tenemos algo, a priori, mejor podemos verlo, pero lo que más cerca tenemos es nosotros mismos y son muchos los que nunca se han visto.

Programa10 lleva más de veinticinco años enseñando gestión de la adversidad, eliminando miedos y bloqueos, gestión y dirección de equipo. Siendo el interruptor que te encienda y la puerta de acceso a su mejor versión. Pero sobre todo, liberando al líder que llevamos dentro.